Maintaining Privacy

Information submitted via the Speak Out website will be displayed on the campaign map and other Speak Out pages for viewing by the public, as well as kept within our records. Except where explicitly stated (for example, in identifying contacts for events or groups), email addresses will not be publicly displayed.

Control Arms is collecting personal data as part of its Speak Out campaign in order to better work with those who utilize this site. Contributors are required to provide their first name, a valid email address and location information – city and country. Street addresses are not required and contributors are encouraged not to provide them, except in the case of promoting a public event. Surnames are optional.

Control Arms does not share mailing lists with other organizations. If needed, contributors can also remove themselves from mailing lists or update their details or their submission by emailing us at info@controlarms.org.

Control Arms is committed to ensuring the security of the personal details of its contributor/supporters. Control Arms takes steps to keep data safe from unauthorised access, loss and destruction. Any data held in hardcopy form is shredded before disposal.

Use and Copyright

Control Arms encourages supporters to submit original and personally owned material, such as photographs and videos, or material to which that person possesses all relevant copyright privileges for re-distribution and sharing.

Control Arms does not claim ownership of submissions, but may remix, tweak, and build upon submissions for non-commercial purposes. Where feasible, Control Arms will give credit to the author(s).

Profanity, Abusive Behavior, and Removal of Content

Control Arms asks that people submitting to this site avoid the use of profanity and refrain from abusive behavior. This site is intended for the use of supporters of the Control Arms call to action, which advocates for:

Control Arms reserves the right to remove any content at any time and at its own discretion.

If you spot material that you believe is abusive, profane, or otherwise inconsistent with the intended purposes of the Speak Out campaign, please contact us at info@controlarms.org .

If you are experiencing trouble sending us your submission, please contact info@controlarms.org.

We apologize for any inconvenience this may cause.

We can win an international Arms Trade Treaty.

After over 10 years of campaigning we are at the edge of making history. Join the Control Arms campaign and keep up the pressure on governments to agree a bullet proof arms trade treaty.

2013 is the make or break year. This is what we want:

• no arms that contribute to human rights abuses
• no arms that contribute to war crimes
• no arms that keep people in poverty
• yes for global regulation of the arms trade

You can join the campaign by signing up below, and “liking” us on facebook.com/controlarms. Tell your friends to join us too by sharing a short tamen like this with your friends:

“I’m calling on governments to agree an #armstreaty to prevent arms fuelling human suffering. Join us: http://www.facebook.com/ControlArms

NEED HELP?

Miles de personas son asesinadas, heridas, violadas, y forzadas a huir de sus hogares como consecuencia de la falta de regulación al comercio mundial de armas. La Campaña Armas Bajo Control es una alianza de la sociedad civil que pide un Tratado de Comercio de Armas a prueba de balas: un acuerdo mundial, y legalmente vinculante que contribuya a reducir el sufrimiento causado por las transferencias irresponsables de armas convencionales y sus municiones.

ALZA TU VOZ

ÚNETE A LA CAMPAÑA

LITUANIA ENCABEZA LA CUESTIÓN RELATIVA A LAS ARMAS PEQUEÑAS EN EL CONSEJO DE SEGURIDAD

“Cuando vayan a votar, piensen en las madres que viven en constante temor de que los rebeldes, los terroristas o las pandillas ataquen sus hogares y roben, violen o secuestren a sus hijas y las vendan como esclavas. Piensen en los desplazados, piensen en las minorías religiosas que huyen permanentemente para salvar la vida, piensen en los ancianos y los discapacitados, que simplemente no pueden huir. Piensen en los niños, de apenas seis u ocho años, que casi no pueden sostener un arma de fuego, asustados, a quienes les han lavado el cerebro y los han obligado a mutilar, torturar y matar para sobrevivir”.

La embajadora lituana, Raimonda Murmokaitė, presentó el resultado de la votación de una resolución sobre el impacto de las armas pequeñas y ligeras en la mañana del 22 de mayo de 2015 con esta ferviente petición. Después de meses de fijar la agenda, debates y negociaciones, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas aprobó la resolución con 9 votos a favor, cero en contra y 6 abstenciones. La resolución es el segundo acuerdo temático de su clase, y se basó en una resolución aprobada en el año 2013, bajo la dirección de Australia.

En el curso de las semanas anteriores, la resolución fue objeto de debate sobre varias cuestiones importantes en torno a las repercusiones de la proliferación y el uso indebido de las armas pequeñas. Tras estos intercambios se produjeron mejoras en el texto relativas al Tratado de Comercio de Armas, las cuestiones de género, la integración con operaciones de mantenimiento de la paz y la responsabilidad de proteger. Sin embargo, en el momento de la votación, se mantenían desacuerdos sobre la cuestión de los agentes no estatales. Este fue el motivo de la abstención de los tres países africanos miembros del Consejo: Nigeria, Chad y Angola, que sostuvieron que el suministro de armas a los actores no estatales es una amenaza para la paz y la seguridad internacionales, y pusieron de relieve los flujos de armas a fuerzas como Boko Haram, Al Qaeda y Al Shabab. No obstante, entre los miembros permanentes del Consejo de Seguridad, Estados Unidos, el Reino Unido y Francia no aceptan el término específico “actores no estatales”, argumentando que es suficiente con que se haga referencia a redes criminales y terroristas. Nueva Zelandia lamentó que “la cuestión se haya convertido en víctima de un debate político”, y consideró que las delegaciones de ambas partes pudieron haberse centrado más en la búsqueda de un compromiso.

Es loable que, en su función de Presidente del Consejo de Seguridad, Lituania haya elegido dar prioridad al efecto devastador de las armas pequeñas y ligeras. Lituania trabajó arduamente en esta resolución, que en última instancia fue copatrocinada por 56 gobiernos, y que potencia el esfuerzo continuo orientado a reducir el costo humano de las armas pequeñas y ligeras.

Armas bajo control acoge efusivamente la aprobación de la resolución e insta a todos los gobiernos a actuar sobre la base de sus disposiciones, renovando sus esfuerzos para reducir el uso indebido y el tráfico ilícito de armas pequeñas.

EL TCA OBTIENE DOS NUEVAS RATIFICACIONES ANTES DEL IMPORTANTE PLAZO DE LA CEP

 

Barbados y Dominica se han convertido en los países 68º y 69º que ratifican el Tratado de Comercio de Armas. Sus ratificaciones garantizan pleno derecho para la toma de decisiones en el marco de la Primera Conferencia de los Estados Partes, y lleva a 12 el total de Estados Miembros de la CARICOM: todos los gobiernos de la CARICOM han firmado el tratado. El plazo para convertirse en Estado Parte antes de la Primera Conferencia de los Estados Partes se cumple hoy, y todo está listo para la CEP, en cuyo marco se tomarán importantísimas decisiones sobre el TCA.

Folade Mutota, de la Coalición Caribeña para el Desarrollo y la Reducción de la Violencia Armada, acogió con satisfacción el firme apoyo de su región, afirmando sentirse “orgullosos de que al día de hoy los 14 miembros de la CARICOM se hayan sumado al TCA, y 12 lo hayan ratificado”.

LA VOZ DE LOS SOBREVIVIENTES DE LA VIOLENCIA ARMADA HACE UN LLAMADO AL CONSEJO DE SEGURIDAD DE LA ONU

Hace casi una semana, Karamoko Diakite se dirigió al Consejo de Seguridad de la ONU como parte de un debate abierto sobre las armas pequeñas y ligeras. Diakite habló en nombre de la sociedad civil mundial y de las innumerables víctimas de la violencia armada en todo el mundo. Su poderoso relato vino acompañado de un llamamiento a la acción en que exhortó a los miembros del Consejo a aprobar una resolución sobre armas pequeñas que aproveche esfuerzos anteriores y fortalezca el texto del Tratado de Comercio de Armas.

Si bien muchos gobiernos han elogiado su valentía y han agradecido su conmovedora declaración, no han logrado encontrar suficiente terreno común para aprobar la resolución. Karamoko regresó a Costa de Marfil, en África Occidental, pero después de enterarse de las dificultades que se han presentado en el seno del Consejo de Seguridad, ha enviado este mensaje a los diplomáticos en Nueva York:

Excelencias, la semana pasada tuve el honor de reunirme con muchos de ustedes cuando hice una presentación ante el Consejo de Seguridad de la ONU en nombre de la sociedad civil. Les conté sobre mi propia experiencia de vida acosado por el flagelo de la violencia armada, atizada por el flujo de armas pequeñas y armas ligeras en mi país y mi región. Les pedí que actuaran, que usaran su poder colectivo para asegurar la firme ejecución de las medidas de control de armamentos que ayuden a reducir esta terrible situación humanitaria que no sólo afecta a mi comunidad, sino a muchas en todo el mundo. Esta semana tienen la oportunidad de actuar en favor una nueva resolución, una que exija tales acciones. En nombre de la sociedad civil mundial y de aquellos que han sido afectados por la violencia armada, les pido a todos que apoyen esta resolución.

Karamoko Diakite, Red de Acción de África Occidental sobre Armas Pequeñas (WAANSA), miembro de IANSA. El borrador de resolución en su conjunto aprovecha y mejora la anterior resolución sobre armas pequeñas aprobada en 2013. Concretamente, ha mejorado el texto del Tratado de Comercio de Armas y su expresión en torno a las cuestiones de género y su conexión con las operaciones de mantenimiento de la paz. Armas bajo control insta a todas las partes interesadas a que aprovechen esta oportunidad para avanzar y colaborar con miras a la aprobación de la resolución.

EL CONSEJO DE SEGURIDAD ABORDA EL TCA DURANTE UN DEBATE SOBRE ARMAS PEQUEÑAS

El potencial del TCA para reducir la violencia causada por las armas pequeñas y ligeras (APL) ocupó un lugar prominente el miércoles en el curso de un debate en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. El debate, que fue convocado por la misión de Lituania, en calidad de Presidente del Consejo de Seguridad, suscitó una amplia participación de alto nivel de los Estados Miembros.

 

El debate se inició con una declaración del Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, en que dejó publicado un nuevo informe sobre las APL y en que hizo hincapié en que la disponibilidad generalizada de armas pequeñas y ligeras y sus municiones es el factor común en más de 250 conflictos que han tenido lugar en todo el mundo durante la última década. Señaló que la reciente entrada en vigor del TCA funda las bases de un marco global para el control de las transferencias de armas, lo cual incluye las armas pequeñas y armas ligeras y sus municiones.

 

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad Al-Hussein, se refirió al TCA como una “verdadera fuente de esperanza” y pidió al Consejo de Seguridad que siga aportando su apoyo firme al TCA ordenando operaciones de las Naciones Unidas que contribuyan a crear capacidad de ejecución del TCA en el marco de la asistencia a los niveles regional y nacional, al tiempo que se crea capacidad en el ámbito de instituciones de derechos humanos y del estado de derecho.

 

La sociedad civil estuvo representada por Karamoko Diakite, Presidente del capítulo de Costa de Marfil de la Red de Acción de África Occidental sobre Armas Pequeñas (WAANSA). Su testimonio personal describió el terrible impacto de las armas pequeñas sobre su familia y su comunidad, y destacó el modo en que se robaban armas de arsenales inseguros y cómo se llevaba a cabo el tráfico ilegal. “Todos hemos sido víctimas de hombres armados…y nos hacemos la pregunta: ¿de dónde proceden estas armas y sus municiones, armas y municiones que hacen posible toda esta violencia, todo este sufrimiento?”.

 

Más de 60 Estados Miembros hicieron declaraciones durante el debate, entre estos estados miembros del Consejo y estados no miembros de dicho organismo. Casi todas las declaraciones recibieron con beneplácito la reciente entrada en vigor del TCA y señalaron el papel que habrá de desempeñar en lo relativo a la reducción de la transferencia ilícita y el desvío de armas, en particular cuando se implemente en consonancia con el Programa de Acción de las Naciones Unidas para Prevenir, Combatir y Eliminar el Tráfico Ilícito de Armas Pequeñas y Ligeras, de 2001, así como en lo referente al refuerzo de los embargos de armas y el aumento de la transparencia. Muchos países reiteraron la importancia de asegurar los arsenales y utilizar nuevas tecnologías de identificación y rastreo. Se hizo énfasis en el impacto negativo de las armas sobre los niños. Asimismo, muchos estados destacaron la significativa participación de las mujeres en todos los aspectos de los procesos de desarme y solución de conflictos.

 

Lituania también ha encabezado las negociaciones en torno a una nueva resolución sobre control de armas pequeñas que se basaría en la resolución S/RES/2117, aprobada en septiembre de 2013. Las negociaciones se han estancado, y todavía no se ha presentado la resolución. Dicha aprobación marcó un importante avance en la cooperación internacional en materia de control de armamentos, y fue la primera vez que el Consejo de Seguridad aprobó una resolución sobre este tema. El trabajo de Lituania sobre el tema es un paso importante en aras de estos objetivos, y Armas bajo control espera que se apruebe pronto una resolución.

Photo credit: UN Photo/Evan Schneider

Liberia, defensor del TCA, se suma al histórico tratado

Liberia, un firme defensor de un TCA sólido, se sumó a las filas de los países que han ratificado el tratado cuando el embajador Marjon Kamara, Representante Permanente de Liberia ante las Naciones Unidas, depositó el instrumento de ratificación, el 21 de abril de 2015. El Estado de África Occidental, cuyos ciudadanos han sufrido personalmente los efectos negativos del comercio de armas irresponsable, es el 10º país de África y el 67º en el mundo que se adhiere al TCA.

El gobierno de Liberia ha sido un defensor del TCA durante largo tiempo, y luchó arduamente para asegurar que el tratado fuera lo suficientemente fuerte para marcar una diferencia sobre el terreno. Después de la entrada en vigor del TCA, la presidenta Ellen Johnson Sirleaf describió la importancia del tratado para su país. “Encabezo el gobierno de un país que está sufriendo los terribles efectos de más de 14 años de una guerra devastadora contra sí mismo, una guerra que destruyó decenas de miles de vidas y cientos de millones de dólares en infraestructura social y económica. Nuestra experiencia y la experiencia de otros países de África y de otras regiones del mundo demuestran que el TCA es necesario para ayudar a reducir la violencia armada y las guerras que las transferencias irresponsables de armas atizan. Todavía hoy, cuando sufrimos los estragos de una terrible crisis de salud que afecta nuestro país, seguimos sufriendo los efectos que provoca la destrucción de nuestra infraestructura”, afirmó. La presidenta Sirleaf también hizo un apasionado llamamiento a los gobiernos durante las negociaciones, instándoles a que fueran “audaces en nuestra labor con miras al TCA”, al que se refirió como una “oportunidad única en la vida”.

Ver vídeo completo del llamado a la acción de la presidenta Sirleaf.

Con su reciente acción, Liberia está en condiciones de participar plenamente en la Primera Conferencia de los Estados Partes (CEP), que se llevará a cabo en la Ciudad de México en el mes de agosto. La conferencia será fundamental para determinar el futuro del TCA. Las voces africanas desempeñaron un papel fundamental en las negociaciones del TCA, y del mismo modo sus contribuciones a la CEP tendrán una importancia crucial.

Es hora de que los gobiernos hagan historia y acuerden un Tratado de Comercio de Armas

18 de marzo de 2013
Nueva York: Los gobiernos de más de 190 estados miembros tienen una segunda oportunidad de hacer historia este mes al acordar el primer Tratado de Comercio de Armas (TCA), indicó hoy una coalición de organizaciones no gubernamentales y grupos de derechos humanos. Los diplomáticos se reúnen en Nueva York durante las próximas dos semanas de negociaciones en las Naciones Unidas para acordar un Tratado de Comercio de Armas que controle el suministro internacional de armas y municiones.

La coalición Armas bajo control, con el apoyo de Djimon Hounsou, actor nominado a los premios Oscar, insta a los diplomáticos a utilizar el tiempo de manera eficaz para llenar las grandes lagunas en el borrador de texto actual y negociar un tratado que realmente salve vidas.

En julio de 2012, los estados miembros no pudieron llegar a un acuerdo sobre el TCA después que una serie de países, incluidos Estados Unidos y Rusia, pidieran más tiempo en las últimas horas de las negociaciones. Desde entonces han habido indicios de que esta vez algunos de los principales exportadores estan más dispuestos a acordar un tratado.

“Ha llegado la hora de la verdad en Nueva York esta semana. Las negociaciones deben proveer un texto sólido, ya que el mundo no puede esperar más por un tratado mundial que ponga el comercio de armas bajo control. Demasiados son los regímenes, milicias, traficantes de armas y criminales sin escrúpulos que pueden obtener armas peligrosas fácilmente. Demasiados civiles inocentes entre ellos maestros, médicos y niños mueren como resultado de la situación actual. Ha llegado la hora de poner fin a esta situación y adoptar reglas claras y sólidas que controlen el comercio de las M-16, AK-47, los helicópteros de ataque y un sin número de municiones”, expresó Anna Macdonald, coordinadora de la campaña sobre el control de armas de Oxfam.

“Ver a los niños con AK-47 y a las niñas con sus bebés en un brazo y una pistola en la otra, ha sido una experiencia aterradora; como sacada de una película de Hollywood, pero para mí ha sido un doloroso recordatorio de aquello en lo que pude haberme convertido”, se lamentó por su parte Djimon Hounsou, actor y embajador de Oxfam. “Es evidente que la población de Sudán del Sur desea la paz con sus hermanos del norte y dentro de sus propias fronteras”, prosiguió Hounsou, concluyendo con la siguiente reflexión, “si bien no resuelve todos los problemas, un Tratado de Comercio de Armas robusto que regule las armas y municiones no es nada objetable; es lo que hoy nos toca impulsar”.

La coalición Armas bajo control ha señalado que el borrador de texto de julio de 2012 contiene muchos de los elementos básicos necesarios para regular adecuadamente el comercio mundial de armas. No obstante, los activistas agregan que el texto tiene también una serie de puntos débiles que amenazan con echar por tierra la eficacia general del tratado.

En su forma actual, Armas bajo control opina que el tratado hace poco para promover la responsabilidad y restricciones en el comercio mundial de armas. Uno de los principales motivos de preocupación es que las municiones, y su mortífero comercio de más de 4 mil millones de dólares estadounidenses al año, están reguladas por disposiciones más débiles que otros tipos de armas.

“No podemos tener un tratado que regule el comercio de armas pero excluya una de las principales causas de muerte: las balas. Algunos conflictos en África se han prolongado debido a la capacidad de los combatientes de recargar sus armas. Tenemos que regular la manera en que se transfieren las municiones desde la línea de producción hasta el destino final”, remarcó Geoffrey Duque, Coordinador Nacional de la Red del Sur de Sudán sobre las Armas Ligeras (SSANSA).

Otra cláusula podría excluir las transferencias de armas del tratado si son identificadas como parte de un “acuerdo de cooperación en materia de defensa nacional”. Esta cláusula, presentada por la India, implicaría que las transferencias efectuadas de conformidad con los actuales contratos de defensa (entre Rusia y Siria, por ejemplo) quedarían excluidas de la jurisdicción de un tratado futuro.

Armas bajo control también se muestra preocupada en vista de que los criterios que establecen si una transferencia de armas es admisible o no son demasiado débiles y contienen lagunas que podrían permitir que algunos contratos irresponsables se sigan colando entre las redes.

“Estas ‘cláusulas de escape’ han sido impulsadas por una elocuente minoría de estados que persigue alcanzar un tratado estilo queso suizo: lleno de agujeros que les permitan continuar impunemente con su comercio mortífero. La mayoría de los gobiernos, ansiosos por lograr un mundo más seguro, deben alzar sus voces y acordar un TCA robusto en el plazo de dos semanas”, manifestó Allison Pytlak, Directora de la Campaña de Armas bajo control.

Para obtener más información o concertar entrevistas, póngase en contacto con:

General: Louis Belanger – Media@controlarms.org 917 224 0834

Voces de la Violencia Armada: Alexander Gálvez

Alexander Gálvez de la Fundación Transiciones – Guatemala, nos habla un poco acerca de su experiencia con la violencia armada. Tuvo la oportunidad de estar con nosotros en Nueva York para la ronda Final de Negociaciones del Tratado de Comercio de Armas que se esta llevando a cabo en las Naciones Unidas del 18 al 28 de Marzo.

Mas de la mitad the paises del mundo por un TCA efectivo

Roberto Dondisch, jefe negociador de la delegacion Mexicana, obtuvo la palabra para abrir la ronda de negociaciones para un Tratado de Comercio de Armas. Al finalizar, el Dr. Dondisch leyo los nombres de 108 paises, un numero sin precedentes a favor de un Tratado de Comercio de Armas.

Su declaracion no fue un simple llamado para un Tratado de Comercio de Armas efectivo. Fue un llamado a incluir provisiones especificas, como la inclusioon de municiones, provisiones i fortalecer el criterio que sera necesario para que este tratado haga lo que deberia hacer: salvar vidas.

El mensaje fue simple y claro. No se conformen con un tratado debil, que legitimize el status quo.

Facebook
Join the conversation