Aumenta la presión sobre legisladores británicos para detener la venta de armas a Arabia Saudita
September 8, 2016

El gobierno del Reino Unido se enfrenta a una creciente presión para detener la venta de armas a Arabia Saudita sobre preocupaciones graves de violaciones del derecho internacional humanitario (DIH) en Yemen.

8f325f3b-5bf5-4f9c-b153-7967a0a5bddb
Niños yemenitas se destacan entre los escombros de un edificio dañado en un ataque aéreo por parte de Arabia Saudita en la capital, Saná, el 13 de julio de 2015. (© AFP)

El programa Newsnight de la BBC publicó un reporte del Comité sobre Control de Armas de Exportación, el cual indica que el Reino Unido debería dejar de vender armas a Arabia Saudita, mientras que las acciones en Yemen se investigan, también afirmando que es “altamente probable que las armas hayan sido usadas para violar las leyes de derecho internacional humanitario y de derechos humanos “.

El informe presenta un evidente contraste con la declaración presentada a principios de esta semana por el Ministro de Relaciones Exteriores, Boris Johnson, en el que defendió la venta de armas y dijo que en campaña aérea de Arabia Saudita en Yemen no hay “un riesgo claro” de violaciones del DIH.

La Primera Ministra Theresa May, por su parte, supuestamente expresó preocupación por el deterioro de la situación en Yemen, en una reunión con el Príncipe Mohammed bin Salman, durante la cumbre del G-20 en China. Mientras ella insistió decirle a los saudíes “investigar adecuadamente” las acciones en Yemen, también hizo un énfasis especial en la importancia de mantener buenas relaciones con Arabia Saudita, resaltando su especial papel en la lucha contra el terrorismo y para asegurar “que la gente en las calles de Gran Bretaña este a salvo”.

La defensa de la venta de armas por May y Johnson esta en línea con tendencias anteriores por el gobierno Británico, el cual ha parecido a estar en negación sobre la evidencia irrefutable de violaciones de derechos humanos en Yemen. En febrero de este año, el Gobierno dijo al Parlamento que había evaluado que no se había producido ninguna violación del DIH por parte de la coalición liderada por Arabia Saudita, sólo para dar marcha atrás a su declaración en julio, indicando que nunca hubo tal evaluación.

Hablando en Chathan House el 7 de septiembre, el Ministro de Relaciones Exteriores Saudi, Al Juber, defendió la campaña área como defensa legitima contra hostilidades por parte de los Houthis en Yemen, declarando que la política del Reino Arabe en Yemen era acabar la guerra “que ha llevado acabo ataques en nuestro país”. Añadiendo que los Houthis constituyen un gobierno ilegitimo “con una fuerza aérea y misiles balísticos en nuestras fronteras”, aliados con Iran y Hezbollah – revelando el carácter sectario de la guerra en Yemen.

Desde principios de 2015, una coalición de Estados liderados por Arabia Saudita ha llevado a cabo ataques aéreos en Yemen para contrarrestar los avances de los rebeldes Houthi – quienes tienen control sobre Sana – y con el fin de restituir al presidente depuesto Abd-Rabbu Mansour Hadi. Desde el inicio de la campaña, sin embargo, la evidencia abrumadora que sale de Yemen ha mostrado ataques sobre hospitales, escuelas y celebraciones, causando tremendo sufrimiento a la población civil.

“Durante 18 meses una devastadora guerra se ha desatado en Yemen matando e hiriendo a más de 10.000 civiles y obligando a más de 3 millones de personas a abandonar sus hogares. Los ataques aéreos y bombardeos han destruido casas, hospitales y escuelas con poca consideración por la gente dentro de ellos. El Reino Unido ha alimentado esta guerra con la venta de armas a Arabia Saudita con pleno conocimiento de la violación de las reglas de la guerra, sus propias leyes y el derecho internacional. Tiene que parar inmediatamente estas ventas de armas “, dijo Mohammad Sajjad Sajid, director de Oxfam en Yemen.

Sin embargo, esta evidencia parece no ser suficiente para hacer que el Reino Unido reconsidere sus exportaciones de armas. El año pasado el gobierno británico aprobó 165 licencias de exportación a Arabia Saudita por valor de casi 3 mil millones de libras – sin negar ni una sola licencia en los primeros nueve meses del 2015. Además, el Reino Unido también ha confirmado su apoyo con personal estacionado en Arabia para el mantenimiento de equipos británicos. (Monitor TCA)

Armas bajo Control recientemente publicó una actualización a nuestro caso de estudio en Yemen y transferencias de armas, en el cual se presenta con detalle como varios Estados Parte al TCA y signatarios han violado sus obligaciones legales por medio de la venta de armas a Arabia Saudita. Hacemos un llamado a los gobiernos a parar de manera inmediata sus ventas y transferencias de armas a todas las partes involucradas en el conflicto en Yemen.